miércoles, 24 de mayo de 2017

¿Cómo conocer la voluntad de Dios en mi vida?

Este tema fue compartido en la reunión del mes de abril de este año 2017, esperamos que sea de bendición para sus vidas como lo ha sido para cada miembro que ha asistido, así que comenzamos.

En cierto momento, cada uno de nosotros define su postura con respecto a tres asuntos fundamentales. Primero, decidimos el papel que Dios y la religión tendrán en nuestra vida. Segundo, escogemos la carrera o profesión con que nos ganaremos el sustento diario. Tercero, resolvemos si nos casaremos o no y quién será la persona con quien formaremos un hogar.

A medida que avanzamos en la vida, seguimos haciendo decisiones.



¿Dónde estudiaremos y qué título obtendremos? Al completar los estudios, ¿buscaremos empleo o trabajaremos de manera independiente? Si nos casamos, ¿tendremos hijos o no? ¿Y cuántos?

Como cristianos, queremos hacer la voluntad de Dios cada vez que nos encontramos frente a decisiones significativas. Cuando hablamos con el Señor en oración, a menudo repetimos las palabras del Padre Nuestro, que incluye esta petición:
Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra (Mateo 6:10)

¿Qué nos enseña la Biblia acerca de la voluntad de Dios?



La palabra “voluntad” tiene tres significados básicos, que se aplican tanto a Dios como a los seres humanos.

Voluntad: la capacidad y el poder de elegir.



Dios posee la capacidad de decidir y la ha ejercido siempre. En cierto momento decidió crear el universo y poblarlo con seres inteligentes. También escogió ordenar este planeta y crear a Adán y a Eva para vivir en él.

Dios nos creó con la capacidad de tomar decisiones, lo que constituye una parte importante de haber sido formados “a imagen de Dios”. De ahí que podemos elegir obedecerle o desobedecerle con consecuencias previsibles. (Ver Deuteronomio 30:15, 19, 20; Apocalipsis 3:20.) Dios respeta y protege nuestra libertad individual de escoger. Él anhela que, al tomar decisiones, elijamos bien y de esa manera desarrollemos nuestro carácter.

Voluntad: el deseo de realizar algo o de alcanzar un objetivo.



Dios, cuyo carácter es perfecto amor y perfecta justicia, siempre desea lo bueno para sus criaturas (Jeremías 29:11) y nunca se siente inclinado hacia el mal (Santiago 1:13). Los seres humanos también sentimos el deseo de realizar algo o de alcanzar un objetivo en la vida. Con frecuencia, por causa del pecado que nos afecta, elegimos actuar de manera egoísta y perjudicial. El apóstol Pablo era consciente de su inclinación al mal: “No hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago” (Romanos 7:15, 20).

Voluntad: propósito firme, determinación o plan.



Pablo se refiere al plan de Dios, quien “hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios1:11). Su plan de salvación, por ejemplo, fue diseñado antes de la creación del mundo (1 Pedro 1:18-20). Dios conoce el día y la hora en que Cristo regresará en gloria a este mundo (Mateo 24:26, 27).

Uno de los temas más interesantes para los cristianos es reflexionar sobre cómo Dios llevará a cabo su plan de acuerdo con su voluntad soberana, mientras permite que cada ser humano ejerza su libre albedrío. Esto inspiró al apóstol Pablo a exclamar: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!” (Romanos 11:33).

¿Por qué es importante seguir la voluntad de Dios?



En nuestra condición natural no nos interesa ni nos importa conocer la voluntad de Dios. Sin embargo, Dios anhela que cambiemos nuestra actitud. Quiere ser nuestro Salvador y nuestro Amigo. Desea que le conozcamos, amemos y obedezcamos, para que nos vaya bien en la vida. El apóstol Pablo nos anima a volvernos especialistas en conocer la voluntad de Dios (Efesios 5:16, 17). Si la obedecemos, nos asegura que pasaremos la eternidad en su compañía (Mateo 7:21; 1 Juan 2:17).

Satanás procura que permanezcamos separados de Dios y en rebelión contra él. Y aunque hayamos decidido obedecer a Dios, Satanás sigue intentando que le desobedezcamos. Este proceso de prueba se conoce con el nombre de tentación y es permitido por Dios. Mediante el Espíritu Santo, Dios nos invita a que alineemos nuestra voluntad con la suya.

Dios desea que nada afecte nuestra capacidad de elegir consciente y libremente entre obedecerle o desobedecerle. Por eso nos aconseja que mantengamos el cuerpo libre de sustancias que disminuyen nuestra capacidad de razonar.
Nada debe impedir que escuchemos con claridad la voz de Dios en nuestra conciencia.

Dios ha establecido condiciones básicas para conocer
su voluntad para nuestra vida.



1- Confianza en que Dios existe.
Que es bueno y justo, y que desea lo mejor para nosotros (Hebreos 11:6).

2- Obediencia: Decidir obedecer a Dios en todo aquello en que ya haya revelado su voluntad para nosotros.
Esto requiere desterrar de nuestra vida todo pecado conocido. Dice el salmista: “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado” (Salmo 66:18).

3- Sumisión: Estar dispuestos a obedecer lo que Dios nos revele de su voluntad.
Esto requiere una actitud especial, porque nuestra tendencia natural es decirle al Señor: “Muéstrame tu voluntad y después déjame que decida si la voy a obedecer o no”. Se cuenta que un joven elevó a Dios una oración parecida: “Señor, quiero servirte como misionero. Estoy listo a ir a cualquier parte que tú me envíes, con tal que el sueldo sea bueno y el clima agradable”.

¿Cuáles son los siguientes pasos en la voluntad de Cristo?



Existen cinco factores que nos ayudan a conocer la voluntad de Dios:

1. La Biblia:

En este libro inspirado Dios comunica su voluntad para todos los seres humanos de todos los tiempos. La Biblia nos provee instrucción específica sobre la voluntad de Dios. También encontramos en ella ejemplos sobre las bendiciones de la obediencia y los tristes resultados de la desobediencia. Por eso nos conviene estudiarla cada día.

Pablo dice que en las Escrituras podemos hallar todo lo necesario para vivir una vida digna y alcanzar la vida eterna (2 Timoteo 3:15-17). Los cristianos encontramos en los Diez Mandamientos (Éxodo 20:3-17) los grandes principios morales que definen nuestra relación con Dios y con nuestros semejantes (Lucas 10:27).

2. El Espíritu Santo:

Dios se comunica con nosotros mediante el Espíritu Santo hablando a nuestra conciencia. El Espíritu Santo es Dios mismo apelando a nuestra voluntad (Isaías 30:21). Sin embargo, la conciencia no es siempre ni necesariamente la voz de Dios, porque puede estar deformada o cauterizada.

Hay momentos cuando escuchamos la voz del Espíritu de Dios con más claridad. Esto sucede cuando oramos y permanecemos silenciosos aguardando la respuesta de Dios. También ocurre cuando estudiamos un pasaje de la Biblia, meditamos sobre su significado y le pedimos al Espíritu Santo que nos enseñe a aplicarlo a la vida. Es el Espíritu Santo quien nos hace entender las verdades espirituales (Juan 16:13) y nos capacita para hacer lo que Dios desea (Filipenses 2:13; Hebreos 13:20, 21.

3. Los eventos de la vida:

Dios nos ayuda a discernir su voluntad al interpretar con sabiduría lo que nos acontece. Cuando tomamos una decisión que nos parece correcta y avanzamos en cierta dirección, Dios con frecuencia abre o cierra las puertas de la oportunidad delante de nosotros. Por ejemplo: Solicitamos admisión en tres universidades y una de ellas nos acepta y además nos ofrece una beca. En la Biblia Dios utiliza los eventos para llevar adelante su plan. Cuando los hermanos de José están a punto de matarlo motivados por la envidia, una caravana de mercaderes pasa cerca de ellos en el momento oportuno y lo compran como esclavo (Génesis 37:12-28).

Durante uno de sus viajes misioneros, el apóstol Pablo decide dirigirse a una región de Asia Menor para predicar el evangelio, pero el Espíritu Santo le impide hacerlo y en cambio lo guía hacia Europa con ese fin (Hechos 16:6-10).

En cada caso, sin embargo, debemos interpretar los eventos y las circunstancias asegurándonos de que no contradicen los principios de la Biblia y que coinciden con la orientación del Espíritu Santo.

4. Consejeros cristianos:

Personas de experiencia y buen juicio que pueden ayudarnos a aplicar los principios de la Palabra de Dios a nuestra vida. Cuando estamos frente a una decisión importante, nos beneficiaremos mucho al escuchar el consejo de quienes nos conocen bien, como nuestros profesores y mentores (Proverbios 11:14). Nuestros padres, si son cristianos, también pueden orientarnos con sabiduría (Proverbios 23:22).

El diálogo con personas de experiencia ofrece la ventaja de que pueden evaluar nuestra situación con cierta objetividad. Además, pueden hacernos preguntas que aclaren nuestro pensamiento y sugerir opciones que no habíamos considerado.

5. La reflexión personal:

Evaluamos con oración los cuatro factores anteriores y tomamos una decisión. Ahora que hemos satisfecho las tres condiciones –confianza en Dios, obediencia a su voluntad y sumisión a lo que él nos indique– integramos los cuatro factores. Tomamos en cuenta los principios bíblicos, las impresiones del Espíritu Santo, el sentido de dirección que nos indican los eventos y el consejo de personas en quienes confiamos. La lista titulada “Antes de tomar una decisión importante” puede ayudarnos en el proceso.

Esto es esencial, porque no debemos confiar demasiado en nuestro juicio, que con frecuencia es parcial y limitado: “No te apoyes en tu propia prudencia. No seas sabio en tu propia opinión” (Proverbios 3:5, 7), aconseja Salomón. A pesar de haber tomado cuidadosamente estos cinco pasos, es posible que cometamos errores y hagamos decisiones incorrectas. Pero Dios es paciente con nosotros (Salmo 103:13, 14). Debemos pedir perdón, volver atrás y comenzar de nuevo el proceso.

Conclusión

Durante su ministerio, Jesús cuenta el relato de un hombre rico que confía su fortuna a varios de sus empleados y después de un tiempo les pide cuentas.


Dios nos ha confiado vida, talentos, oportunidades y opciones para la acción. Su promesa es segura: “Este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre; él nos guiará aún más allá de la muerte” (Salmo 48:14). Por eso, cuando hacemos frente a una decisión importante y queremos conocer la voluntad de Dios, podemos orar como David: “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno” (Salmo 139:23, 24).

lunes, 16 de enero de 2017

Cómo aceptarse a sí mismo como hijo de Dios

Este es el tema impartido en nuestra reunión de noviembre del año 2016, esperamos que sea de edificación hacía sus vidas como lo ha sido en las nuestras:

CÓMO ACEPTARSE A SÍ MISMO COMO HIJO DE DIOS

"Porque tú formaste mis entrañas; tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas, son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien." (Salmo 139: 13-14)
"Fuimos Diseñados para la libertad" (Juan 8: 32). 

Cuando recibimos a Cristo, su espíritu viene a morar en nuestras vidas, y al entrar empieza un proceso de restauración, pues los años vividos en la ceguera espiritual han dejado heridas, huellas del pecado que han desfigurado la imagen de Dios en nosotros. 

1- Nuestro Auto Concepto

Todo el mundo tiene una imagen de sí mismo, buena o mala; pero cualquiera que sea esa imagen afectará su comportamiento. Dos expresiones en el campo de la Psicología de la auto imagen ilustran esta tesis: “somos lo que creemos ser” y “lo que los demás piensan de mí no es tan importante como lo que yo pienso de mí mismo”. Los pensamientos engendran sentimiento, y los sentimientos engendran acciones. El que tiene una imagen de confianza en sí mismo rendirá al máximo de su capacidad.

A. La Importancia de Tener Un Autoconcepto Correcto

Un auto-concepto saludable es es fundamental para tener un bienestar emocional; la persona lleva una vida útil y productiva, se concentra en metas definidas con la motivación suficiente para lograrlas.

Cuando se tiene una auto imagen adecuada se enfrentan los problemas de la vida y hay dedicación para resolverlos. La persona no tiene que dividir sus esfuerzos entre atender sus ansiedades interiores y enfrentar la circunstancia del momento. Podrá gozar de los logros obtenidos sin presumir de ello; se desenvuelve completamente en la vida porque sabe que ya “es”, no está tratando siempre de “llegar a ser”.

B. Áreas Inmodificables de Conflicto en la Auto-aceptación

Muchos no estamos en capacidad de aceptarnos a nosotros mismos. Hay cuatro áreas que no pueden cambiar en nuestra vida, y las cuales la mayoría de la gente se rechaza:

- Nuestro aspecto o apariencia externa
- Nuestras capacidades, habilidades o talentos
- Nuestro linaje, herencia o ancestro
- Nuestra herencia social, ubicación social o medio ambiente

La Apariencia Externa



Prácticamente todo el mundo está inconforme con su aspecto. El problema está en que nos comparamos con artistas atractivos y talentosos, naturalmente es muy fácil sentirse inferior a ellos. 
Hay dos versículos que nos ayudarán a entender esto de la apariencia: el (Salmo 139: 15-16) nos dice que Dios nos ha hecho talentosamente; y en (Isaías 45: 9-10) Dios está allí representado como un alfarero que tiene el derecho a conformarnos como él quiere, como vasos de barro en sus diestras manos. 


Las Habilidades o Talentos Naturales



En nuestra sociedad estamos rodeados de personas que sobresalen, es fácil llegar a sentirse inferior. Esta evaluación que hacemos de nosotros mismos compararnos con ellos es muy injusta, pues miramos lo mejor de los otros y lo comparamos con lo peor nuestro, y el resultado es un complejo de inferioridad. Hay muchas personas que no son excelentes jugadores pero son excelentes maestros, padres, esposos y personas. 
(2 Corintios 12: 9-10)


El Linaje, Herencia o Ancestro



En cuanto al linaje, o herencia ancestral, los que se avergüenzan de sus padres tendrán un serio problema de autoaprobación. Nada destruye tanto como la amargura, particularmente cuando va dirigida a los padres. Debemos confesar estas actitudes erradas. 


La Herencia Social o Medio Ambiente


La corriente de Determinismo enseña que el ambiente determina quienes somos. (Éxodo 20: 5) dice que el pecado de nuestros padres puede llegar a repercutir hasta la tercera y cuarta generación, pero esto no lo podemos usar como excusa porque la biblia también dice que un hijo puede ser correcto aunque sus padres sean corruptos y que cada persona lleva la responsabilidad de su pecado (Ezequiel 18: 19-20)
Ejemplo: Moisés se levantó en un ambiente no temeroso de Dios; sin embargo; Dios usó esa circunstancia de acuerdo con sus propósitos. Moisés prefirió sufrir con el pueblo de Dios que gozar de los placeres de Egipto (Hebreos 11: 25).


2- Manifestaciones de la Falta de Autoaceptación

Una mala imagen de nosotros mismos por lo general nos lleva al pecado de autocompasión, veamos algunos problemas resultado de una mala imagen de sí mismo.



Preocupación Excesiva por la Apariencia Externa



Mucha gente gasta demasiado tiempo tratando de ponerse el vestido adecuado, pues piensan que se van a ver “un poquito mal” de todas maneras. Es muy común sobretodo en las damas empelar mucho tiempo frente al espejo, desperdiciando así momentos que podrían ser empleados en otras actividades. 



La Persona No Puede Valorarse en su Justa Medida



No creemos en los elogios que podamos recibir de otros y nos sentimos incapacitados para enfrentar responsabilidades o desafíos en la vida.



Dificultad para Amar a Otros



Insensibles frente a las necesidades de otros en lo matrimonial, en lo familiar y en lo social. Así, estamos limitando nuestra efectividad como cristianos (Mateo 19: 19).


El Perfeccionismo



Las personas que no se aceptan se enfocan en perfeccionar áreas de su vida que no valen mucho para Dios. Tratan de hacer las cosas perfectas a fin de ser aceptados.


Dificultad para Confiar Plenamente en Dios



Confiar en Dios es importante si no entendemos el propósito de Dios, creemos que Dios se ha equivocado en una determinada área. ¿Cómo podré confiar en ÉL en otras áreas?


Comparación Imprudente con Otros



Si decimos “yo quisiera ser como fulanito de tal”, no nos estamos aceptando desde el punto de vista de Dios ni desde la perspectiva que él tiene para nosotros. 


Desarrollo de Resentimientos y Resistencia a la Autoridad



La meditación del corazón sería algo así: “Dios, quien es la máxima autoridad, me privó de mis derechos. ¡Esto no es justo! Me resiento contra él porque me debe mucho...; otras autoridades también me restringen de la misma forma”.


3- Somos Muy Especiales



A. Dios Ya Sabía cómo Íbamos a Ser



Dios tenía una idea de cómo íbamos a ser, aún antes de que naciéramos. Dios sabía lo que estaba haciendo cuando nos hizo, y lo hizo bien (Salmo 139: 15-16; Isaías 45: 9-10).

B. Dios no ha Terminado Aún con Nosotros



Dios todavía no nos ha formado totalmente, no ha concluido; continúa todavía con la obra de perfeccionamiento. Es injusto juzgar a un artista cuando va por la mitad de la obra (Filipenses 1: 6; Efesios 2: 10).


C. Dios Tiene un Plan Singular para cada Uno



El plan que Dios tiene para la vida de otra persona no es el mismo que tiene para mí, por lo tanto, no debemos compararnos con los demás. Recordemos que Dios ha equipado a otra persona en áreas en las cuales no me ha equipado a mí, pues son dos planes diferentes (2 Corintios 10: 12; Gálatas 6: 4).


D. Dios puede Sacrificar la Belleza Externa



Dios puede sacrificar la belleza externa para desarrollar cualidades internas, porque son más importantes para él. (2 Corintios 12: 7).


E. Dios Permite Ciertas Debilidades



Dios puede permitir ciertas debilidades con el propósito de manifestar su poder a través de ellas. Un ejemplo es el caso de hombres que siendo ignorantes fueron muy utilizados por Dios y suplieron sus faltantes en él (Filipenses 4: 13, 19).



F. La Reputación de Dios está en la Balanza



Desde que sepamos que Dios quiere usarnos debemos aceptar que él no va a colocar premeditadamente cosas en nuestra vida que entorpezcan su plan con nosotros. 


4- Cómo Aceptarse a sí Mismo Como Hijo de Dios


A. La Perspectiva Adecuada



Para aceptarnos necesitamos vernos como Dios nos ve (Colosenses 2: 10). En la medida que le demos más crédito a los pensamientos de Dios que a los nuestros podremos superar cualquier distorsión de nuestra autoimagen (Romanos 12: 3).


B. No Mirar Solamente lo Exterior



Dios nos tiene un mismo modelo para nosotros en el aspecto físico, pero sí tiene el mismo para nuestro interior: el carácter de Cristo (Romanos 8: 29). Nuestro problema es que miramos la parte externa, pero Dios mira el corazón (I Samuel 16: 7).


C. La Felicidad no está Basada en Nuestras Habilidades



No son las habilidades naturales las que dan felicidad, sino la forma como la imagen de Cristo llegue a desarrollarse en nosotros (Mateo 5: Las Bienaventuranzas). Nuestra felicidad depende de nuestras cualidades interiores.

Esperamos que este post sea de bendición y que puedas entender que aunque cueste creerlo, somos muy importantes no solo para nuestros seres queridos sino principalmente para Dios.
Las coincidencias no existen para Él por lo tanto estás llamado a ser un instrumento de bendición y un heredero del reino de los cielos, tienes la llave al alcance de tu mano ya no huyas y mira cuan importante eres.
¡Que Dios te continúe bendiciendo!


martes, 6 de septiembre de 2016

¡Dios de lo imposible!

Saludos comunidad, esperamos que se encuentre muy bien y esperamos que se sienta cómodo en nuestro blog.
En esta ocasión queremos compartir con ustedes el tema de nuestra reunión de Julio el cual estuvo acompañado de una obra de teatro relacionada a éste y también en el juicio final, dicho esto vamos a empezar con el post que se titula:

Dios de lo imposible!



¿Quién no ha pensado alguna vez que tal cosa o situación es inalcanzable o completamente “imposible”?
Esto es algo muy común en nuestro diario vivir, por más fe que tengamos siempre hay cosas que nos dejan con ese sentimiento, si somos sinceros con nosotros mismos podemos examinarnos y ver que claramente si ha sucedido ya sea en algo tan simple como un sueño de niño, algo material fuera de nuestro alcance económico o sin ir tan lejos un simple “auto-engaño” como empezar una rutina deportiva y no cumplirla, porque de poder si se puede pero nosotros mismos nos limitamos.
Pero cabe destacar que hay cosas con las cuales nuestras capacidades si nos dejan sin la posibilidad de realizar algunas situaciones y si no me creen intenta saltar desde donde estás parado hasta la luna a ver si con todo el entrenamiento llega a ser posible.

Tal vez no parezca muy claro y algo confuso esto que planteamos pero a lo que vamos es que ya es momento de dejar esos engaños atrás porque hay alguien para el cual no hay imposible y que sabe que cosas realmente podemos lograr, si Dios quisiera que logres dar ese gran salto a la luna lo podría hacer en segundos, porque si en 7 días pudo crear la tierra y sus innumerables especies esto sería “pan comido”
Dios es tan soberano y sin igual que derrotó a satanás en su propio juego al venir a la tierra en forma de hombre para vencer al pecado, la tentación y todas las artimañas de lucifer, oponiéndose al mundo entero, tanto así que tuvieron que crucificarlo porque él fue una verdadera rebelión contra los estatutos religiosos de aquella época, él se juntaba con los pobres, con los republicanos, con los enfermos mientras que los que se denominaban “santos” hacían todo lo contrario y solo reflejaban el evangelio adulterado, él vino a demostrar lo que de verdad es Dios a través de la misericordia, ya que el vino por los enfermos, vino por los perdidos, él no vino a sentarse y que lo trataran como rey, él vino a rescatar la humanidad con el mejor ejemplo existente.
Y de esta manera murió por la humanidad a través de su sacrificio, descendió a las partes más bajas de la tierra y arrebató las llaves del hades a satanás para que nosotros pudiéramos tener vida eterna mediante la salvación adquirida por la fe 
Por lo cual dice:
Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad,
Y dio dones a los hombres. m
9 Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?(Efesios 4:8-10)


(10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.

18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;
19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados,
20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.1 (Pedro 3:18-20).

Pero es solo una pincelada de su majestuosidad y gran imponencia sin igual.

-También él ha manifestado parte de su poder usando a otros como instrumentos tal es el caso del burro que hizo hablar 



(28 Entonces Jehová abrió la boca al asna, la cual dijo a Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has azotado estas tres veces?

29 Y Balaam respondió al asna: Porque te has burlado de mí. !!Ojalá tuviera espada en mi mano, que ahora te mataría!
30 Y el asna dijo a Balaam: ¿No soy yo tu asna? Sobre mí has cabalgado desde que tú me tienes hasta este día; ¿he acostumbrado hacerlo así contigo? Y él respondió: No.
(Números 22: 28-30)



-Él puede usar a quien se le plazca, tanto así que puede hacer que los más viejos aprendan de los más jóvenes porque para él no hay edad 


12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.
(1 Timoteo 4:12)



-Jesús multiplicó los alimentos para dar de comer a una inmensa multitud 
16 Y tomando los cinco panes y los dos pescados, levantando los ojos al cielo, los bendijo, y los partió, y dio a sus discípulos para que los pusiesen delante de la gente.
17 Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que les sobró, doce cestas de pedazos.
(Lucas 9:16-17)

-Al liberar el pueblo Israelita de las garras de los egipcios 
30 Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar.

31 Y vio Israel aquel grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo.
(Éxodo 14:30-31)
Y así podemos dar más ejemplos que están en las escriturados, pero estas son solo unas pocas.

En cambio el ser humano es un ser limitado y mortal que para estar completo necesita de su creador para poder desarrollar sus habilidades, para poder ser salvo, para perfeccionarse y ser transformado.
Nosotros mismos no podemos conseguir todo con nuestras propias fuerzas pero por eso tenemos un padre dispuesto a ayudarnos en todos nuestros camino porque él no pone una carga que no podamos llevar 

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
(1 Corintios 10:13)
y también que nos ama tanto que no nos ha abandonado en ningún momento 
No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
(Juan 14:18) .

Hoy en día debemos lidiar con muchas cosas que nos hacen apartarnos poco a poco de Dios y que nos hacen ver tan “imposible” el poder servirle como se debe.
Son muchos los casos que se pueden mencionar pero actualmente hay factores muy fuertes como: la religiosidad, la apostasía, la soberbia, el juzgar, las malas influencias, las apariencias, el orgullo, las cuestiones sobre la fe, otras religiones, errores en el mismo cristianismo entre otras.
Es muy probable que alguna de estas alguna vez nos hayan logrado distanciar de los caminos pero hay que tener algo muy en claro… Los seres humanos (Todos) somos imperfectos y propensos a caer, así que antes de andar quejándonos y poniendo excusas es hora de empezar a caminar en fe.
Es momento de avivar la llama y no dejarnos vencer por las adversidades de ninguna manera, ni dejándonos engañar ni tampoco engañando a los otros, porque de que nos sirve saber que juzgar es malo y no criticar por ejemplo una vestimenta si nosotros no intentamos lidiar con esa persona que si lo hace con nosotros, ¿Acaso no es la misma hipocresía? Es como mirar la paja en el ojo de tu hermano pero no ver la viga que andas en el tuyo 
¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.
(Mateo 7:5)

Con Dios no hay imposibles pero tampoco podemos buscarle de manera hipócrita, si detestamos la religiosidad por como han pervertido el evangelio también debemos buscar la solución para que ellos salgan de su error, ninguno de nosotros estamos libres de caer en pecado.
Por eso en este ocasión los reto, a quitar esos tropiezos que nos hacen imposible el seguir al señor,
Nosotros podemos conseguir cosas bajo nuestros propios medios si lo vemos desde un punto no creyente (aunque se sabe que con solo respirar ya es Dios el que nos da la oportunidad de hacer ciertas cosas)
Pero con nuestras propias fuerzas no podemos alcanzar lo que de verdad vale la pena, no podemos recibir salvación sino es a través de Jesucristo 
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
(Juan 3:16)
tampoco podríamos tener un vasto entendimiento de sus escrituras sino es por gracia de Dios que nos da sabiduría cuando tenemos temor hacia él 
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;
Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.
(Proverbios 1:7)
Y claramente está escrito que podemos conseguir el mundo pero de qué sirve esto si perdemos nuestra alma? 


Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?
Marcos 8:36

Las escrituras también son muy claras y nos dejan ver fácilmente que hasta los que se creen muy sabios necesitan de Dios para tener la verdadera sabiduría y no la imitación barata que ellos aseguran tener  
18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.
19 Pues está escrito:
    Destruiré la sabiduría de los sabios,
    Y desecharé el entendimiento de los entendidos.
20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?
21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría;
23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;
24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;
(1 Corintios 1:18-26)


Si, como pueden ver El Dios de lo imposible, ese el cual hace siglos inspiró a varios hombres para escribir sus revelaciones y que hasta el día de hoy se mantiene, ese es el Dios el cual nosotros creemos, no porque hayamos asistido a una iglesia desde niños y se nos inculcara que la biblia era el libro santo, ¡no! Para experimentar la verdadera existencia de Dios basta con entregarte completamente, ser humilde y reconocer que sin Él no hay nada, el conocer al señor no es algo tan complejo como lo plantean muchos, no es tampoco una religión estricta y adulterada, es un relación pero no cualquiera … Es  una relación de padre e hijo.

¿Pero ese Dios del que hablas, si es tan santo debe ser estricto o no?



Dios es justo, Dios es Fiel, Dios es amor y también fuego consumidor.

Cristo busca un corazón dispuesto a seguirle, que lo ame de corazón, que pueda dejar todo por seguirle y esto no significa que seguirle sea meterse en una burbuja y no vivir ¡No, claro que no!
A través del discernimiento Dios nos hablar y nos instruye, si analizas bien lo que a Dios no le gusta es lo que te hace daño a ti mismo.
¿Por qué dice la biblia en 
Apocalipsis 21:8 (Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.)
Sencillo… porque Dios es justo! Dios no es hombre para mentir y Él no dejará entrar pecado al cielo, si analizamos bien ninguno de los mencionados en este versículo merece entrar al cielo y no es que Dios no sea misericordioso, simplemente es tan caballero que te da la libertad de elegir ya sea seguirle o no por lo tanto el que quiere ser amigo del mundo es porque quiere ser enemigo de Dios y no hay otra explicación lógica 


¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.
(Santiago 4:4)

Pero no se preocupen en ese sentido porque ninguno muere sin saber ya que Dios nos habla de miles de maneras diferentes como vimos anteriormente, así que no es hay excusa y tengan muy en claro que Dios exhorta porque los ama, porque él no quiere la perdición de ninguno, pero el no puede ser mentiroso por lo tanto es fiel a su palabra pero ten claro que desde el principio Dios no creó el infierno para la humanidad sino para el diablo y sus ángeles 


Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
(Mateo 25:41)
Fue la misma humanidad desde el principio que decidió desobedecer a Dios, que al tenerlo todo no pudo seguir una simple prueba de fidelidad.

Dios es y siempre será Él, es el principio, es el final 


Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.
(Apocalipsis 22:13) 
y aun con todo este poder sigue hablando, sigue estando, sigue perdonando y lo hace porque nos ama, porque su amor es inigualable, porque cada vez que lo busquemos de corazón el limpiará nuestros pecados y los echará al olvido 


El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.
(Miqueas 7:19)


Pero solo los valientes le seguirán de corazón y no volverán a caer en lo mismo porque el señor será su guía en todo momento...

Gracias por haber leído el post, esperamos que sea de mucha bendición, cualquier duda o aporte que tengas déjalo en los comentarios eso nos ayudará a seguir trayendo material así.
Y para finalizar dejamos una foto de la reunión que tuvimos: